Sala 2; Cosmovisión dual del México antiguo


«Escucha, es el tiempo de aprender aquí en la tierra, ésta es la palabra: atiende y de aquí tomarás lo que será tu vida, lo que será tu hechura. Por un lugar difícil caminamos, andamos aquí en la tierra. Por una parte un abismo, por la otra, un barranco. Si no vas por el medio caerás de un lado a otro. Sólo en el medio se vive, sólo en el medio se anda.


Huehuehtlatolli, Consejos del padre a su hija

Los antiguos mexicanos, al igual que todos los pueblos mesoamericanos, tenían una cosmovisión dual. Concebían al mundo dividido en dos partes iguales que mantenían el equilibrio del universo: la femenina y la masculina. A cada deidad masculina correspondía una deidad femenina. No obstante, en la práctica las mujeres tenían menos derechos que los hombres, dependiendo del sistema político imperante.

En el Imperio mexica la situación de la mujer no correspondió a la cosmovisión dual: ocupaba un papel secundario, no participaba en la vida política ni en los ritos religiosos públicos, y su actividad mercantil era escasa. Se dedicaba a las tareas reproductivas y domésticas, y a la elaboración de tejidos y mantos. En cambio, en las ciudades-estado mayas hubo mujeres gobernantes.

Son muy pocos los códices prehispánicos que sobrevivieron a la Conquista. La mayoría de los que conocemos fueron elaborados por indígenas en el siglo xvi bajo el dominio español, con la interpretación de los frailes a partir de una visión europea católica. En los que encontramos más información sobre la vida de las mujeres son el Mendocino y el Florentino. El primero lo mandó elaborar el virrey Antonio de Mendoza y el segundo fue compilado por fray Bernardino de Sahagún y se encuentra en la Biblioteca Laurenziana de Florencia, Italia. Este último contiene a los Huehuehtlatolli o consejos de los padres a los hijos.

El pasado prehispánico fue idealizado tanto por los cronistas indígenas como por los primeros estudiosos de estas culturas. Fue hasta las últimas décadas del siglo xx que se develó su organización clasista y sexista.

Scroll al inicio